Web Hosting comercial o empresa

Más fácil para ti. Más rápido para tus visitantes.

El poder de un servidor, sin el tormento técnico.

¿Qué tipo de sitios necesitan el  hosting comercial?

 

eCommerce

Una vía rápida para más ventas.

¿Sabías que el 57% de los usuarios abandonará tu sitio si tarda más de 5 segundos en cargar? Esto es una gran pérdida de ingresos. Con el hosting comercial tus páginas se cargan más rápido que el hosting compartido, así más visitantes se convierten en clientes.

Mucho tráfico

Ser popular no debe ser doloroso.

Incluso si no estás vendiendo productos o dando servicio a los medios, una ola de visitantes puede aplastar un plan de alojamiento compartido promedio. El hosting comercial cuenta con los recursos y el respaldo para garantizar que el acceso a la página principal de Reddit sea un momento de celebración, no de pánico.

Uso intensivo de recursos

Poder para las personas.

Si tu hosting es para videos, fotos o descargas, te sentirás como en casa con el hosting comercial. A diferencia del hosting compartido, no tienes que compartir recursos como CPU o RAM, por lo que cada onza de potencia es para ti.

¿Por qué elegir el hosting comercial o empresa?

Ultra rápido. Súper fácil. Ferozmente seguro.

Creado para impulsar las aplicaciones que te gustan.

WordPress - Woocommerce - Prestashop - Magento - Drupal - Joomla - Osclass

Qué es el Marketing de Influencia y cómo utilizarlo en tu Empresa

La publicidad tradicional es cosa del pasado. Hoy en día es inútil gastar millones para mostrar las bondades de tu producto en una pantalla grande. Los consumidores ya no se dejan más seducir por esos trucos publicitarios como antiguamente. Para conquistar su confianza, necesitas comentarios, testimonios o evaluaciones positivas sobre tu producto. El éxito de páginas como TripAdvisor o la proliferación de secciones de testimonios en las páginas web son prueba de ello. La opinión de los clientes tiene un peso enorme en la decisión de compra de los clientes potenciales. Al final de cuentas, ¿quién mejor que un consumidor para dirigirse a otro consumidor?

Y mejor aún si es una persona influyente en Internet quien habla sobre tu producto o servicio. ¡Eso sí que es mejor que ganarse la lotería! Pero ¿cómo lograrlo si no tienes el contacto de Kim Kardashian, por ejemplo? Muy simple, sólo sigue nuestra guía para aprender a usar el marketing de influencia y aumentar considerablemente las ventas de tu pequeño negocio.

1. ¿Qué es un influencer o influenciador?

Son personalidades de Internet, capaces de movilizar a un increíble número de personas con sólo una simple foto en Instagram , un vídeo de YouTube o un artículo en un blog . Si es necesario dar una definición, podemos decir que una persona es considerada influyente en Internet cuando tiene más de 1000 seguidores en una sola red social. Sin embargo, el hecho de que tu mejor amiga tenga más de 1500 amigos en Facebook no necesariamente la convierte en una influencer. Influencers (o influenciadores en español) son:

  • Celebridades : cuando un artista es elegido embajador de una marca el propósito es que contribuya a la imagen de dicha marca. Piensa en George Clooney y Nespresso o Eva Longoria y L’oreal. Las celebridades a menudo son seguidas y admiradas por un gran número de personas y por lo tanto su impacto es muy importante. El único problema es que cuestan mucho dinero. Por este motivo, este tipo de influenciador es sólo para las grandes marcas.
  • Consumidores: todos los clientes opinan sobre los productos y servicios que prueban. Su fuerza de influencia radica en el número. Aquí no cuenta una opinión individual sino la opinión de las masas. Tus clientes potenciales irán a buscar qué puntuación ha recibido tu marca en páginas como Tripadvisor o los comentarios negativos publicados por los usuarios en redes sociales. Estos “influenciadores” son los más difíciles de controlar, pero tienen un papel determinante en la decisión de compra.
  • Líderes de opinión: no son famosos, pero son bien conocidos e influyentes en su campo de actividad. Tienen la gran ventaja de poder dar credibilidad a una marca y de alcanzar un público específico. Estos influenciadores se encuentran principalmente en Internet y en las redes sociales. Son más difíciles de encontrar, pero son capaces de generar compromiso en torno a tus productos y servicios.

2. ¿Cómo encontrar a los influencers?

Para averiguar qué tipo de influenciador elegir para tu pequeña empresa, primero debes definir tu público objetivo . Para un público jóven son las celebridades las que generan el mayor impacto. Por otro lado, para públicos dedicados a un sector específico de actividad y que maneja más información, lo recomendable es apostar por los líderes o formadores de opinión.

Hasta aquí hemos hablado sobre influenciadores en sentido general, pero lo que realmente necesitas son nombres. Encontrar el influencer correcto para tu marca requiere mucho trabajo de investigación. Para comenzar, acude a Twitter o Instagram y escribe hashtags relacionados con tu producto o tu área de negocio. Por ejemplo, si tienes una empresa de calzado, escriba #moda, #zapatos o #peeptoe. Así verás quién tiene influencia en tu campo, qué tipo de contenido publican y cómo interactúan con su comunidad.

Otra forma de encontrar influencers relevantes es recurrir a sitios especializados. Spotlike es uno de los líderes en marketing de influencia en América Latina. Ofrece una plataforma de  marketplace que permite a las marcas descubrir micro-influencers y negociar directamente con ellos, y también generar un reporte de performance y realizar el pago online.  Otros sitios como Tweetdeck también te ahorrarán un tiempo considerable en tus investigaciones.

3. ¿Cómo ponerse en contacto con un influencer?

Los influenciadores son personas extremadamente solicitadas y, como siempre, para atraer la atención de esas personas tendrá que saber defender bien tu causa. La regla de oro es la siguiente: en el marketing de influencia no se trata siempre de dinero. Los influenciadores deben elegir las marcas con las que colaboran con mucha precaución para mantener su credibilidad. Es por eso que no optan obligatoriamente por quien paga más, sino que eligen dedicar su tiempo a productos de buena calidad que pueden aportar un mayor valor a su comunidad y ayuden a reforzar su reputación.

Por lo tanto, la mejor forma de captar la atención de un influenciador es invitarle a probar tu producto o servicio: envíale muestras o invítale a experimentar un servicio gratuitamente. Más aún, intenta establecer una relación personal y de confianza con sus influenciadores. Interésate por ellos y por  su trabajo para construir lazos a largo plazo. Al fin y al cabo, el objetivo del marketing de influencia es la comunicación entre las personas y no entre marcas, por eso respeta las reglas del juego.

Cómo encontrar al influencer adecuado

4. ¿Por qué utilizar un influencer?

Pero ¿por qué es necesario todo este esfuerzo? ¿No sería más simple pagar a una agencia de medios para poner tu propaganda en un periódico o revista? Realmente la eficacia del marketing de influencia no tiene comparación. Al conectar tus productos a estos líderes de opinión, le otorgas credibilidad a tu marca. Los influenciadores  se expresan a través de tu marca, dando personalidad a los productos. Es sin duda alguna la mejor de las propagandas. ¡Y la guinda del pastel es que te puede salir gratis!

Otra ventaja, bastante importante, es la mejora de tu SEO cada vez que un influenciador habla de ti en su blog o crean enlaces hacia tu página web. Google considera estos enlaces como de excelente calidad, ya que han sido incluidos en un blog famoso con numerosos seguidores. Esto, naturalmente, tendrá un impacto positivo en tu SEO y permitirá que tu página se gane una posición elevada en los resultados de los motores de búsqueda. Promoción y SEO es la fórmula “2 en 1” – ¡como en el champú y  acondicionador!

5. Técnicas de marketing de influencia

Existen diferentes formas de hacer marketing de influencia. Aquí hemos reunido 5 técnicas que ya han demostrado su eficacia y que puedes aplicar en tu pequeña empresa:

  • El buzz kit: eL concepto “buzz” en marketing se refiere a hacer ruido o crear conciencia. El Buzz Kit es un paquete con muestras y / o pequeños regalos (insignias, cuadernos, etc.) que las marcas envían a los influenciadores para hacer una primera toma de contacto e invitarlos a conocer mejor la marca y sus productos.
  • Los artículos pagados: en el caso que el influenciador sea bloguero, se trata de pagarle por escribir un artículo centrado en mostrar las bondades de tu marca y tus productos.
  • Publicaciones en las redes sociales: Al igual que en el caso del blog, esta técnica te permite mostrar tu marca en las las redes sociales de los influencers a cambio de una remuneración – son publicaciones pagadas. A diferencia de los artículos de blog, las redes sociales te permiten alcanzar a un público más objetivo y puedes evaluar mejor los resultados y los costos.
  • La colocación de productos: también conocido como “product placement“, esta técnica consiste en pedir a influenciadores de YouTube o Instagram conocidos que utilicen tus productos. Un ejemplo clásico son los tutoriales de maquillaje, donde los influenciadores nombran las marcas que usan en sus vídeos.
  • La “conquista” en las redes sociales: También conocida como “Take Over”, ésta es una práctica menos común pero que puede resultar muy eficaz. Se trata de confiar tus perfiles sociales a un influencer famoso durante un día. Puede ser especialmente interesante hacer esto para un evento o  alguna ocasión especial.

AIDA La fórmula infalible que vendé más

¿Qué es AIDA? La fórmula infalible para vender más

A-Atención: captá la atención de tus lectores.

I-Interés: despertales interés por la solución que proponés.

D-Deseo: aumentá el deseo que tienen por la solución que vos tenés.

A-Acción: contales cómo tienen que actuar.

En la ciencia todo se resuelve aplicando fórmulas y, cuando digo que vender tiene más de ciencia que de arte es porque también se resuelve aplicando fórmulas.

Parece sencillo y así lo es por eso si querés que tu negocio digital venda más acá te cuento cómo aplicar la fórmula AIDA.

Vamos a lo práctico: vendé más

A- ATENCIÓN

Este es uno de los principales pasos ya que lo primero que tenés que hacer es captar la atención de tu público objetivo.

Lo primero que tenés que saber, para captar la atención de alguien, es a quién te dirigís. Por eso antes que nada tenés que conocer a tu público objetivo (potenciales clientes), es necesario que sepas cual es su edad, sus intereses, qué problemas tiene, que les afecta a diario, etc.

Una vez que conoces a tus potenciales clientes, ahora sí, lo siguiente es ver cómo captar su atención.

Por lo general se hace con una pregunta o promesa, que tiene que ver con la necesidad/dolor/problema/deseo que tiene tu público objetivo.

Solo te tiene que interesar atraer a tu público objetivo y para eso te doy dos consejos:

  1. Llamá a tus lectores por el nombre del grupo al que pertenecen, es decir, si trabajás con mujeres embarazadas podés comenzar con la frase “Futuras mamás…”
  2. Sé específico. Si vendés un producto para que las mujeres embarazadas no se queden con estrías sería así: “Futura mamá dejá de lidiar con las estrías”.

Arrancando con algo así tan específico se hace el primer filtro, está claro que las mujeres embarazadas que no quieren tener estrías se van a quedar en tu página, ya que saben que van a encontrar una posible solución, ahora si por casualidad un chico de 12 años llega a esta página y lee ese título automáticamente cierra la página, porque no le va a interesar.

I- INTERÉS

Si el lector pasó el primer filtro, es decir, se identificó y quiere seguir leyendo, ahora tenés que generar interés para que continúe con al lectura y no abandone la página, email, etc.

Así que es el momento de seguir hablando sobre esa solución que tenés para el problema de tu lector. Ya le dijiste que deje de lidiar con las estrías ahora es momento de comenzar a describir el producto/servicio que le va a dar esa solución.

Hay varias maneras de seguir captando el interés de tu público objetivo:

  • Contando una historia que identifique al lector y mostrar cómo el protagonista obtuvo el resultado que tu lector desea.
  • Enumerando puntos de dolor que identifiquen al lector.
  • Marcar alguno de los beneficios que tu producto/servicio generan.

D- DESEO

Es momento de potenciar el deseo para que el lector tome la solución que le ofrecés.

El interés no es suficiente para que te compren la solución de su problema. Por eso es necesario enumerar y describir los beneficios que va a obtener la persona que compra tu producto/servicio.

Es necesario que detalles cada uno de los beneficios (reales) que va a obtener quien compre tu solución.

También se puede generar deseo demostrando la transformación que va a sufrir la persona al comprarte algo a vos, es decir, marcar como estaba antes de la compra y como va a estar luego de comprar tu servicio o producto.

A- ACCIÓN

Una vez que ya captaste su atención, insististe en ella y le marcaste el deseo, tenés que indicarle cómo tiene que actuar.

Mostrarle cuál es el paso que debe seguir para obtener esa solución que vos le prometiste en todo el texto.

Le tenés que pedir con claridad lo que vos querés que haga: comprar un producto o servicio, dejar su email, pedir una llamada de claridad, etc.

Algunos consejos:

  • Sé preciso en lo que le pedís a tu publico.
  • Agrega alguna palabra de urgencia: ahora o ya.
  • Cuéntale al lector qué pasa si no compra ahora.
  • Agregá una garantía.
  • Mostrale algún otro beneficio.
  • Marcale varias veces qué tiene que hacer para obtener la solución que está buscando.

Finalmente para completar esta formula infalible te aconsejo incorporar alguna prueba social, es decir, testimonios, logos, etc.

Nadie quiere ser el primero en comprar o probar un servicio/producto, por eso es muy importante generar credibilidad.

Es fundamental que seas realista y que tu audiencia te crea.

Finalizando con esto, ahora te toca a vos.

No pierdas más tiempo y VENDE MÁS a partir de ahora.

Quiero que tu emprendimiento digital brille.

Volvé a mirar tus anuncios, páginas de servicios, cartas de ventas y fijate si cumplen con la fórmula AIDA. Si eso no ocurre, aplicala ya y contame qué tal fue el cambio.

Fuente:  Luciana Chippano